Satto (Kaki Tree Project)


Nuestro amigo y comisario Alvaro Rodriguez Fominaya nos invitó a Jose Luis Luzardo y a mí a participar en el proyecto que realizamos en la Finca de Osorio.

Mi participación consistía hacer un taller con los niños de más edad, y lo concebí involucrándolos en una serie de performances.

A los padres les repartí unas etiquetas de papel con su hilo, para que escribieran su nombre de un lado, y del otro el nombre de su hijo. Con todas las etiquetas hicimos una flor simbólica cuyos pétalos eran aquellas etiquetas.


Mientras tanto a los niños los repartía a lo largo de una soga ordenados por edad. Sin soltarse de la cuerda y a ella agarrada cada uno en su punto que le correspondía, uní las dos puntas de tal manera que hacía pareja, siendo el más mayor el que cuidaba del menor. La diferencia de edad se compensaba así.

Luego escribían lo bueno y lo malo, meditaban sobre sus miedos y sus alegrías. Un papel amarillo canario.

En otro momento con etiquetas de papel con hilo, tenían que escribir de un lado el nombre propio y del otro cómo querían bautizar a un árbol que ellos abrazarían y lo adoptarían, uno cada uno. Tuvimos una conexión con la naturaleza y surgió aquel sentido de la paz.

Con todo el material (lo bueno y lo malo) hacíamos una quema de lo malo y dos velas con lo bueno, para entregar a Tatsuo Miyajima y que así llegara a la escuela de Akabane que estaban haciendo en el mismo día otra plantación por la paz.

Para hacer las velas hicimos una hoguera, derretimos la cera, colocamos los pedacitos de «lo bueno» y para culminar, terminamos con unas grandes bombetas de humo. Expectacular la conexión que tuvimos en aquel marco de la Finca de Osorio.

Todo ello sorprendió gratamente a Tatsuo Miyajima, y el material obtenido (vela con lo bueno, flor de etiquetas de padres e hijos, y los nombres de árboles) acabó siendo expuesto en la Bienal de Venecia de mano de Tatsuo Miyajima.

El título «Satto» describe en japonés una danza ternaria, similar a un vals. Baile de parejas, todo se corresponde en parejas pero en tres es movimiento.
Colaboraron Enrique S. H. y Jose R. grandes personas que a la vuelta en coche estaban emocionados de poder defender así ideales que en su profesión …